Artículos y entradas de blog

Hemos guardado el contenido para usted.
Ir a Mi contenido
Fácil acceso

Asegúrese de poder acceder siempre a sus contenidos favoritos conectando Mi contenido con su correo electrónico.

Conectar mi correo electrónico
¿Ya está conectado?

Si ya ha conectado Mi contenido con su correo electrónico, todo lo que tiene que hacer es verificar su correo electrónico.

Verificar mi correo electrónico
Página principal del blog / Cirugía / Me van a practicar una laringectomía total

07 febrero 2022

Me van a practicar una laringectomía total

Su voz es una parte importante de su identidad. Con ella, expresa sus pensamientos, sentimientos e ideas. Una laringectomía cambiará su forma de hablar, pero la mayoría de las personas son capaces de recuperar la voz, aunque de diferentes maneras.

Antes de la laringectomía, la voz es producida por las cuerdas vocales que se encuentran en la laringe.

Las cuerdas vocales generan el sonido para que pueda hablar.

Al espirar, el aire pasa por las cuerdas vocales haciéndolas vibrar para producir el sonido. El sonido se traslada a la boca y se transforma en habla por medio de los labios, los dientes y la lengua. En la laringectomía se extirpa la laringe, que incluye las cuerdas vocales. Después de la cirugía, su equipo médico encontrará la manera de sustituir la fuente de sonido. Afortunadamente, hay varias formas de hacerlo.

Hay tres opciones principales para sustituir la fuente de sonido.
  • Utilizar el habla traqueoesofágica (TE) con una prótesis de voz
  • Hablar con un laringófono (EL)/laringe artificial
  • Utilizar el habla esofágica

El habla traqueoesofágica utiliza una prótesis de voz y el habla esofágica utiliza la parte superior del esófago para producir las vibraciones necesarias para crear el sonido del habla.

El laringófono es un dispositivo que produce sonido electrónicamente.

Usted y su equipo médico determinarán qué método o métodos son los mejores para usted. Sea cual sea el método que elija, su voz sonará diferente a la de antes de la cirugía. Sin embargo, la mayoría de las personas hablan sin mucho esfuerzo tras recibir formación y practicar.

Usted y su equipo médico determinarán qué método o métodos son los mejores para usted.

El habla traqueoesofágica mediante una prótesis de voz es el método de habla más común y natural que se utiliza hoy en día. También se considera el método más exitoso, ya que crea una voz que suena más natural y sin esfuerzo. El cirujano realizará una punción traqueoesofágica (PTE) entre la tráquea y el esófago y colocará un pequeño dispositivo de silicona llamado prótesis de voz. Esto puede hacerse durante la laringectomía o más tarde, una vez que se haya curado.

La prótesis de voz no crea el sonido, sino que permite que el aire pase de los pulmones al esófago para producirlo. Cuando se tapa el estoma para hablar, el aire pasa de los pulmones, a través de la prótesis de voz, al esófago.

A continuación, el esófago vibra y produce sonido. Ese sonido viaja luego a la boca para darle forma al habla. La prótesis de voz es una válvula unidireccional que se abre al hablar y se cierra al comer/beber. Su médico o logopeda tendrá que cambiarla cada 2-3 meses, de media, en la consulta. Aprender a utilizar la prótesis de voz es rápido y sencillo. Es posible que pueda comunicarse bien con muy poco esfuerzo la primera vez que lo intente.

Volver al trabajo

Después de la cirugía, su equipo médico encontrará la manera de sustituir la fuente de sonido. Afortunadamente, hay varias formas de hacerlo.

La mayoría de las personas aprenden a usar un laringófono/laringe artificial justo después de la cirugía, en el hospital. Se trata de un dispositivo electrónico que produce un sonido que puede convertirse en habla. El sonido entra en la boca colocando el dispositivo en el cuello o en la mejilla o introduciendo una pequeña pajita en la boca. Una vez que el sonido está en la boca, se mueven los labios, los dientes y la lengua para dar forma a ese sonido y comunicarse. Algunos lo utilizan como método principal para hablar y otros como dispositivo de apoyo o para hacerse oír en un entorno ruidoso. Puede que los demás tarden en entenderle. Sin embargo, con la práctica y la formación que facilitan los médicos, la mayoría de personas son capaces de hacerse entender.

Más ayuda profesional y soluciones médicas en Atos Medical

Visite Atos Medical