Artículos y entradas de blog

Hemos guardado el contenido para usted.
Ir a Mi contenido
Fácil acceso

Asegúrese de poder acceder siempre a sus contenidos favoritos conectando Mi contenido con su correo electrónico.

Conectar mi correo electrónico
¿Ya está conectado?

Si ya ha conectado Mi contenido con su correo electrónico, todo lo que tiene que hacer es verificar su correo electrónico.

Verificar mi correo electrónico
Página principal del blog / Cirugía, Hospital, Vida diaria / ¿Qué es un HME y por qué hay que llevarlo?

08 febrero 2022

¿Qué es un HME y por qué hay que llevarlo?

Si su médico aún no le ha hablado del HME, asegúrese de pedirle información.

A estas alturas, seguro que se ha topado con este término. Aunque puede que no esté del todo seguro de lo que es. En primer lugar, HME son las siglas de Heat and Moisture Exchanger (intercambiador de calor y humedad ) y así es exactamente como funciona. Como ya no tiene las funciones de humidificación y filtrado de su nariz, el HME puede considerarse su nueva «nariz». Imitará las funciones de esta y se asegurará de que el aire que entra y sale de los pulmones se calienta y humidifica, garantizando que el ambiente en ellos esté equilibrado.

El HME hará que el aire que respira sea más cálido y húmedo.

Si no llevara un HME, el aire que respiraría a través del estoma abierto en el cuello llegaría a los pulmones más frío y menos húmedo de lo que debería. Los pulmones reaccionarían produciendo más mucosidad y la tráquea podría irritarse. Esto podría hacerle toser mucho. Sin embargo, el uso de un HME puede ayudarle a reducir la tos y la mucosidad, así como a respirar mejor.

¿Cómo funciona un HME?

Se colocará un HME sobre el estoma en el cuello. Al respirar a través de él, el aire se calienta y se humedece. Para ello, captura el calor y la humedad del aire exhalado y lo transfiere al aire inhalado.

Las ventajas del HME incluyen 

  • Permite hablar después de una laringectomía total
  • Permite la oclusión del estoma
  • Acondiciona el aire inhalado
  • Mejora la voz
  • Protege el estoma y las vías respiratorias

Un HME para todas las ocasiones

Utilizar el HME adecuado para determinadas situaciones puede ayudar a mejorar su salud pulmonar. Existe una gama de HME que equilibra la humidificación y la respirabilidad según la situación.

Tanto si se quiere relajar en la comodidad de su hogar, como si sale a dar un paseo ligero, se sube a una bicicleta de montaña, necesita protección durante la temporada de gripe o incluso duerme, hay un HME para cada situación.

Utilizar un HME las 24 horas del día

Los beneficios de usar un HME son sustanciales si se comparan con los de no usar uno. Sin embargo, para mejorar la salud de los pulmones y apreciar la diferencia que supone el uso de los HME, lo mejor es utilizarlos todo el tiempo. Día y noche.

Los beneficios de los HME adherentes están respaldados por estudios clínicos con personas laringectomizadas. Los estudios mostraron que:

  • La tos disminuyó significativamente después de 12 semanas de uso del HME adherente
  • Los síntomas respiratorios, como la tos y el exceso de mucosidad, disminuyeron significativamente tras 2 semanas de uso del HME adherente

Por lo tanto, los beneficios de usar un HME y de usarlo en diferentes situaciones a lo largo del día son evidentes. Adaptarse al uso de un HME puede ser un reto al principio y puede que note un aumento temporal de la tos y la mucosidad, pero con el uso continuo, empezará a notar los beneficios.

  1. van den Boer C, Nuller SH, Vincent AD, van den Brekel MW, Hilgers FJ. Ex vivo assessment and validation of water exchange performance of 23 heat and moisture exchangers for laryngectomized patients. Respir Care. 2014;59(8):1161-71.
  2. Lansaat L, Boer CV, Muller SH, Noort VV, Brekel MW, Hilgers FJ. Ex vivo humidifying capacity and patient acceptability of stoma cloths in laryngectomized individuals. Head Neck. 2017;39(5):921-31.
  3. van den Boer C, Muller SH, Vincent AD, Zuchner K, van den Brekel MW, Hilgers FJ. Ex vivo water exchange performance and short-term clinical feasibility assessment of newly developed heat and moisture exchangers for pulmonary rehabilitation after total laryngectomy. Eur Arch Otorhinolaryngol. 2014;271(2):359-66.
  4. van den Boer C, Vas Nunes JH, Muller SH, van dN, V, van den Brekel MW, Hilgers FJ. Water Uptake Performance of Hygroscopic Heat and Moisture Exchangers after 24-Hour Tracheostoma Application. Otolaryngol Head Neck Surg. 2014;150(6):999-1004.
  5. Zuur JK, Muller SH, de Jongh FH, Van ZN, Hilgers FJ. The physiological rationale of heat and moisture exchangers in post-laryngectomy pulmonary rehabilitation: a review. Eur Arch Otorhinolaryngol. 2006;263(1):1-8.
  6. Harris S, Jonson B. Lung function before and after laryngectomy. Acta Otolaryngol. 1974;78(3-4):287-94.
  7. Natvig K. Influence of different climates on the peak expiratory flow in laryngectomees. J Laryngol Otol. 1984;98(1):53-8.
  8. Todisco T, Maurizi M, Paludetti G, Dottorini M, Merante F. Laryngeal cancer: long-term follow-up of respiratory functions after laryngectomy. Respiration. 1984;45(3):303-15.
  9. Togawa K, Konno A, Hoshino T. A physiologic study on respiratory handicap of the laryngectomized. Arch Otorhinolaryngol. 1980;229(1):69-79.
  10. Torjussen W. Airway obstructions in laryngectomized patients. A spirometric investigation. Acta Otolaryngol. 1968;66(1):161-70.
  11. Hilgers FJ, Ackerstaff AH, Aaronson NK, Schouwenburg PF, Van Zandwijk N. Physical and psychosocial consequences of total laryngectomy. Clin Otolaryngol Allied Sci. 1990;15(5):421-5.
  12. Usui N. Ventilatory function in laryngectomized patients. Auris Nasus Larynx. 1979;6(2):87-96.
  13. Herranz J, Espino MA, Morado CO. Pulmonary rehabilitation after total laryngectomy: a randomized cross-over clinical trial comparing two different heat and moisture exchangers (HMEs). Eur Arch Otorhinolaryngol. 2013;270(9):2479-84.
  14. Parrilla C, Minni A, Bogaardt H, Macri GF, Battista M, Roukos R, et al. Pulmonary Rehabilitation After Total Laryngectomy: A Multicenter Time-Series Clinical Trial Evaluating the Provox XtraHME in HME-Naive Patients. Ann Otol Rhinol Laryngol. 2015;124(9):706-13.
  15. Macri GF, Bogaardt H, Parrilla C, Minni A, D’Alatri L, de Vincentiis M, et al. Patients’ experiences with HMEs and attachments after total laryngectomy. Clin Otolaryngol. 2016;41(6):652-9.
  16. Kligerman MP, Vukkadala N, Tsang RKY, Sunwoo JB, Holsinger FC, Chan JYK, et al. Managing head and neck cancer patients with tracheostomy or laryngectomy during the COVID-19 pandemic. Head Neck. 2020.
  17. Scheenstra RJ, Muller SH, Vincent A, Ackerstaff AH, Jacobi I, Hilgers FJ. Short-term endotracheal climate changes and clinical effects of a heat and moisture exchanger with an integrated electrostatic virus and bacterial filter developed for laryngectomized individuals. Acta Otolaryngol. 2010;130(6):739-46.
  18. Scheenstra RJ, Muller SH, Vincent A, Hilgers FJ. Heat and moisture exchange capacity of the upper respiratory tract and the effect of tracheotomy breathing on endotracheal climate. Head Neck. 2011;33(1):117-24.
  19. Ackerstaff AH, Hilgers FJ, Aaronson NK, De Boer MF, Meeuwis CA, Knegt PP, et al. Heat and moisture exchangers as a treatment option in the post-operative rehabilitation of laryngectomized patients. Clin Otolaryngol Allied Sci. 1995;20(6):504-9.
  20. Ackerstaff AH, Hilgers FJ, Aaronson NK, Balm AJ, Van ZN. Improvements in respiratory and psychosocial functioning following total laryngectomy by the use of a heat and moisture exchanger. Ann Otol Rhinol Laryngol. 1993;102(11):878-83.
  21. Hilgers FJ, Aaronson NK, Ackerstaff AH, Schouwenburg PF, van ZN. The influence of a heat and moisture exchanger (HME) on the respiratory symptoms after total laryngectomy. Clin Otolaryngol Allied Sci. 1991;16(2):152-6.
  22. Ackerstaff AH, Hilgers FJ, Balm AJ, Tan IB. Long-term compliance of laryngectomized patients with a specialized pulmonary rehabilitation device: Provox Stomafilter. Laryngoscope. 1998;108(2):257-60.

Más ayuda profesional y soluciones médicas en Atos Medical

Visite Atos Medical